Como un aporte a nuestros seguidores, Bjcreatividad.com, desea oriental con algunos consejos de Salud, que brinden información profesional en los distinto casos en la cual se requiera tomar medidas de prevención en el  lugar  o momento a la cual estemos expuestos.

En esta primera ocasión, trataremos sobre como cuidarnos del sol.

Cortesía de: Grupo Gamma

10 consejos importantes para cuidarnos del sol

Evite la exposición directa al sol desde las 10 de la mañana hasta las 16 hs., cuando los rayos solares son más intensos.

Elija y busque sombra, debajo de un árbol, techo, sombrillas o carpas. La regla de la sombra puede ser útil: el sol es más peligroso cuanto más pequeña es la sombra de la persona en relación con la altura y el riesgo será menor cuando el tamaño de la sombra es mayor.

Use ropa y accesorios adecuados para protegerse: gorro o sombrero de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas), anteojos de sol con filtros para rayos ultravioletas A y B.

Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro (que proteja contra RUV A y B) con FPS (factor de protección solar) 15 o mayor.

Para pieles muy sensibles (muy claras, que siempre enrojecen y nunca se broncean) o exposiciones solares intensas en altura, el FPS mínimo recomendado es 30. Cubra toda la piel expuesta, sin olvidar sitios como orejas, empeines, labios, cuello, tórax y cueros cabelludos calvos. La aplicación debe ser alrededor de 30 minutos antes de la exposición solar y renovarla cada 2 horas, o cada vez que uno sale del agua o ante una sudoración profusa.

No olvidar la protección solar al realizar deportes o actividades al aire libre, como así también actividades a gran altitud (esquí, montañismo). El riesgo de quemadura solar es mayor a grandes altitudes donde hay menos atmósfera para absorber los rayos solares. También es más fuerte el sol cerca del Ecuador donde sus rayos son más directos a la tierra.

¡Cuidado con las superficies reflexivas!. La arena, la nieve y el agua reflejan en la piel más de la mitad de los rayos solares. El sentarse a la sombra no garantiza protección del sol.

No exponer al sol en forma directa o indirecta, a los niños menores de un año. Ante exposiciones ocasionales, a partir de los 6 meses de vida se pueden emplear protectores solares.

Desde temprana edad enseñar a los niños a protegerse del sol. El daño por el sol se inicia con cada exposición y va acumulándose durante toda la vida. No olvidar que la fotoexposición acumulada a lo largo de la vida aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Evitar la cama solar, la luz UV que emana de las cabinas de broncear, causan quemaduras de sol, envejecimiento prematuro y aumentan el riesgo de cáncer de piel.

Sepa que existen medicamentos (diuréticos, antibióticos, anticonceptivos orales, antiinflamatorios, etc.) que pueden ocasionar reacciones en la piel ante la exposición solar. Personas que han recibido trasplante de órganos o quienes realizaron quimioterapia o radioterapia, deben cuidar particularmente su piel del sol. Si desarrolla una reacción alérgica a su filtro solar, cambie de marca.
y un consejo más! Conozca su propia piel y revísela en forma periódica. Ante lunares o manchas en la piel que cambian de color, de forma y presentan picazón, sangrado o dolor, consulte con su dermatólogo.

Más información en nuestro perfil en facebook, con una completa infografía sobre cómo cuidar los diferentes tipos de piel.

Deja un comentario